Trufas de chocolate

Hoy es San Valentín, reconozco que no me gusta, pero es una de las pocas fechas en las que puedes hacer cosas con chocolate y que no te digan "luego no quieres engordar". La gente lo verá como algo dulce que has hecho por alguien... Sí, ya... 

En fin, si queréis hacer unas trufas de chocolate, quedaos porque ya veréis que son muy fáciles de hacer y ojo, es la primera vez que las hago.

NECESITAS: 125g de mantequilla.

1 tableta de chocolate para fundir.

Ron.

1 huevo.

PARA DECORAR PUEDES USAR:Cacao en polvo.

Virutas de chocolate.

Fideos de chocolate.

Virutas de coco.

Etc.

PASOS A SEGUIR:Derrite la mantequilla y el chocolate al baño María, sí, eso es, me lo echáis en la bañera... Vale no. Lo dicho, chocolate y mantequilla al baño María. Remueve bien hasta que quede todo mezclado. Una vez esté todo derretido y la cocina con un olor a chocolate que te mueres, echa una cucharada sopera de ron. Quien dice ron dice brandy o coñac. También puedes cambiarlo por extracto de vainilla. Déjalo enfriar.

Mientras se enfría, separa la yema del huevo de la clara, y bate esta última a punto de nieve.

Cuando el chocolate esté más bien frío, puedes añadir con cuidado la yema, mezclarla y luego incorporar la clara a punto de nieve. Ahora, mételo en la nevera unas 3 horas más o menos, o si quieres más rápido, en el congelador hasta que se endurezca lo suficiente como para manipularla.

Una vez esté lo suficientemente dura, ayúdate con una cuchara y moldea las bolitas con las manos, te vas a pringar, pero cuando termines puedes chuparte los dedos. Cuando tengas la bolita hecha, métela en un bol con el cacao en polvo, las virutas de chocolate o lo que hayas elegido para decorar.

Mételas en la nevera para que queden duras.

Se aconseja sacarlas un par de minutos antes de consumir, y os lo aseguro, esto está buenísimo y mirad qué pinta:


María

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No está permitido en este blog dejar enlaces en los comentarios. Tu nick es un enlace directo a tu perfil, donde si queremos, podemos visitar tu blog.

Somos librófagos, pero si haces spam también te comeremos.

En caso de no cumplir con esta norma, tu comentario será dirigido directamente a la carpeta SPAM.