El hombre que perseguía al tiempo (Diane Setterfield)

25/3/14

ISBN: 9788426421791 Nº de páginas: 432 Género: Ficción histórica/Gótico Editorial: Lumen Título original: Bellman & Black: A Ghost Story
Bookdepository (Español) · Bookdepository (Inglés)
William acababa de cumplir diez años cuando consiguió la admiración de todos sus amigos: su ojo experto apuntó a un grajo que descansaba en un árbol lejano y, tras un instante de concentración, el tirachinas dio en el blanco. Nada grave, en apariencia; solo una chiquillada, pero desde entonces su vida cambió y William se propuso olvidar el pasado, trabajando duro para adelantarse al tiempo y a sus leyes.
Los años fueron pasando, y un hombre vestido de negro empezó a rondar a William en las circunstancias más trágicas. Nació así una extraña unión entre los dos caballeros, y se inauguró en Londres una tienda espléndida, donde se exponían las telas y los complementos adecuados para el duelo de los difuntos. El negocio fue un éxito, y William durante un tiempo pensó que su apuesta por el olvido era acertada, pero llegó un día en que un grajo muy negro surcó el techo acristalado del almacén y de golpe el pasado volvió, cargado de secretos y dispuesto a tomarse su venganza...
Lo primero que quiero hacer es dirigirme a la editorial y decirles: ¿por qué ese cambio en el título? ¿Bellman & Black no estaba bien? Creo que nos habríais ahorrado a más de uno el malentendido, porque no, no hay ningún hombre que persigue al tiempo, sólo un hombre que lo aprovecha al máximo, tanto, que se olvida que tiene una vida. 

Hay que señalar que me he percatado de ciertos errores, faltas de ortografías, etc, que para ser un libro que vale casi 23 euros, ya podían cuidarlo un poco. 

Creo que debería haber leído más reseñas de las que leí cuando decidí que estaba interesada en este libro, porque sinceramente, no era para nada lo que esperaba y la sinopsis no ayuda mucho, ya que es el resumen de las primeras 300 páginas aproximadamente. Si en lugar de haberse tomado la libertad de inventarse el título, hubiesen traducido el título original, probablemente no hubiese generado tantas decepciones como he leído que ha hecho, y yo levanto la mano la primera. Pero oye, en sí no me ha terminado disgustando. 

La ambientación me gusta, los sucesos me encantan y la tragedia que rodea al protagonista, William Bellman, ha hecho que se convierta en una novela ligeramente tierna, cosa que creo que no debería pasar con una novela que te recuerda enormemente a Edgar Allan Poe y El cuervo. No sé si seré la única, pero si lo has leído y os ha pasado lo mismo, me gustaría saberlo. 

Me gustaría centrarme en dos personajes; Bellman y Black, al fin y al cabo, es el título original. Bellman es un hombre triunfador, educado, bueno... El sueño de cualquier jovencita de la época, pero digamos que después de la tormenta llega la calma, y luego, vuelve la tormenta. En esa tormenta conoce a Black, pero ¿quién es Black? ¿Es un hombre? ¿Es un fantasma? Todavía no lo sabemos, pero no lo vamos a saber hasta la última página del libro donde toda la historia, probablemente, adquiera un significado. Mientras tanto, Bellman sigue aprovechando (que no persiguiendo) el tiempo al máximo, tratando con nuevos socios, algunos no dan la cara, pero él seguirá cosechando su éxito a un precio muy alto. 

Algo liosa, pero muy entretenida, nada más, entretenida. Pero no esperéis mucho de este libro porque realmente, le falta algo que no sabría decir qué es hasta que no lo vea. 

No leí la famosa novela de la autora El cuento número trece, aunque varias veces he estado a punto de cogerlo en la librería. No creo que este experiencia me haga desear con unas ganas locas leerlo. 

Resumiendo un poco, a pesar de las ganas que tenía de leer este libro, no ha sido para nada lo que esperaba aunque eso tampoco me ha disgustado, de hecho, he mantenido el interés hasta la última palabra y creo que eso, para ser una novela completamente diferente a lo que esperabas, no es del todo malo. Aunque hay que añadir siempre, que le falta un minutito al microondas. 

13 comentarios:

  1. No tiene mala pinta, aunque no termina de conquistarme..

    ResponderEliminar
  2. Creo que lo leeré, pero no espero mucho, tiene pinta de historia con mucho potencial que no consigue aprovecharlo del todo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Yo leí El cuento número trece aunque hace tiempo y ni siquiera recuerdo la trama. Lo que sí recuerdo es que se me hizo muy tedioso. Lo tuve que dejar aparcado una vez y lo volví a leer al cabo del tiempo para poder terminarlo porque no es hasta las últimas páginas que pasa algo interesante.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que me atrae mucho, pero no me decido todavía.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  5. Hola, pues yo de la autora me he leído El cuento número trece y en su momento me gustó, pero no sé si esta novela suya me atrae lo suficiente como para tentarme.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. El cuento número trece es una de mis novelas preferidas. Por ese libro, decidí que tenía que leer este que reseñas sí o sí y, madre mía, menuda decepción. De verdad, no parece que la misma autora haya escrito las dos novelas porque no tienen nada que ver, así que no deseches la oportunidad de leer la primera solo porque esta no te haya gustado.
    En cuanto El hombre que perseguía al tiempo... pfffff, en serio, se me hizo muy cuesta arriba, me pasé todo el libro preguntándome que había de interesante en esa historia, no me gustó, no, no. Y lo del título: yo también me preguntaba qué narices tenía que ver ese título con la historia, pero cerca del final hay una parte en la que se utiliza esa misma expresión: perseguir el tiempo. Yo diría que es una metáfora: Bellman no dormía, no socializaba, no hablaba con nadie, él trabajaba y trabajaba y en el reloj le faltaban horas para seguir trabajando, de ahí lo de perseguir el tiempo. Pero vaya, esa es mi impresión.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. A mí no deja de atraerme la portada y la edición en general de este libro cada vez que lo veo. Pero con todo lo que tengo pendiente en casa me tengo que resistir a esta y a muchas como ella...
    Lo de la sinopsis es casi como la portada, es mejor no fiarse demasiado, aunque a veces resulte inevitable. Yo he cogido la manía de leer siempre unas líneas de los libros para asegurarme de que me gustan antes de comprarlos, aunque ni eso lo asegura del todo...
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. La tuya es la primera reseña ligeramente positiva que leo, y aun así tampoco te ha parecido una maravilla, así que por el momento lo dejaré pasar.

    Eso sí, te recomiendo que esta "mala" experiencia no te haga no leer "El cuento número trece", créeme que merece la pena, y he leído reseñas de gente que también le encantó criticando duramente esta segunda novela, que una no tiene nada que ver con la otra.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. vi otra opinion que decia que tampoco le habia gustado (la de natalia) a mi la verdad no me llama

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa!!

    Este libro me ha ganado un poco cuando has nombrado a Edgar Allan Poe, y me ha perdido con lo de la ortografía. De verdad, por qué les contará tanto, ¡pero de cobrarlo no se olvidan! XD

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  11. Yo adoré y adoro El cuento número trece, me parece una maravillosa historia, espero que le des una oportunidad pese a que este no te haya animado a hacerlo.
    En cuanto al libro que nos atañe, no me lo he comprado porque no había visto demasiadas reseñas. Me choca lo del cambio de título y las faltas que comentas más teniendo el precio que tiene.

    No sé, como que me he desinflado un poco, no sé si la leeré ahora o quizás me espere a que salga en bolsillo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Yo tampoco he leído el cuento número 13 y creo que ayudó a que este libro me gustara. El libro en sí está bastante bien, al menos no me decepcionó, aunque le falta algo más de fuste. Yo tampoco entiendo por qué se llama así, con lo bien que le quedaba el original. Creo que tu opinión y la mía es muy similar.

    Y lo de las faltas ya es algo que tiene delito y más siendo la editorial que es. Luego Yaiza me dijo también que estaba mal traducido, aunque yo ahí no me meto aún.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues según he leído, somos de las más normalitas, que hay reseñas que lo dejan fatal. Yaiza me comentó en el IMM que estaba mal traducido, pero cono tú, ahí no me puedo meter.

      Saludos.

      Eliminar

No está permitido en este blog dejar enlaces en los comentarios. Tu nick es un enlace directo a tu perfil, donde si queremos, podemos visitar tu blog.

Somos librófagos, pero si haces spam también te comeremos.

En caso de no cumplir con esta norma, tu comentario será dirigido directamente a la carpeta SPAM.

¿Colaboramos?
Estudio
Galería
Mery's Notebook © Todos los derechos reservados