Bibliotecas para (no) leer #2

26/7/14

¿Recordáis aquella entrada del año pasado en la que os dije que en unos días iba a enseñaros más bibliotecas estupendásticas como esas? Pues los días se han convertido en meses pero aquí están, mirad que preciosidades de edificios que guardan libros. 


La primera empezando por arriba, la única que está sola y no por ello menos importante, es la George Peabody Library de Baltimore en Estados Unidos. A diferencia de la gran mayoría de este tipo de bibliotecas, esta colección está mayormente destinada a su uso público. 

Ubicada en el campus de Peabody en Mount Vernon Place, esta biblioteca fue fundada por George Peabody y se terminó de construir a finales del siglo XIX. 

George Peabody Library

La de abajo a la izquiera es la
Biblioteca del monasterio de Strahov de Praga. Ocasionalmente abierta al público, fue fundada Vladislao II en 1143, aunque debido a reformas, su aspecto actual tiene un estilo barroco del siglo XVII.

Si algún día lográis ir a este sitio tan espectacular, podréis ver, entre otras maravillas, manuscritos datados de la Edad Media.

Biblioteca del monasterio de Strahov
Y por último, esa preciosidad de colores tan llamativos es la Biblioteca del Monasterio de Wiblingen de Alemania, y es incluso más antigua que la anterior . Fue fundada en el año 1093 y reconstruida en el siglo XVIII, que recibe a sus visitantes con esta cita: "En quo omnes tesauros sapientiae et scientiae", que significa "en el que se almacenan todos los tesoros del conocimiento y la ciencia". 

Lo que más me ha gustado es que hay visitas guiadas y cualquiera puede disfrutar de ella, aunque no estoy tan segura de si también podremos hacerlo de sus libros...

Biblioteca del Monasterio de Wiblingen

Pronto (y espero que esta vez sea verdad), quiero enseñaros más, porque hay una cantidad increíble de bibliotecas tan bonitas como estas. 
{Imágenes en órden de aparición: 1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6}

7 comentarios:

  1. la de praga me quede con ganas, estaba cerrada cuando estuve allí y fue una de las cosas por las que volvería sin duda.

    ResponderEliminar
  2. ¡Menuda maravilla! Me gustaría visitarlas todas. Aunque yo soy algo raro y en lo que más me he fijado son en las estanterías en sí. Nosotros comprando muebles de Ikea y ellos haciendo palacetes para sus libros...
    Por cierto, revisa la parte correspondiente a la de Praga, que se te ha escapado una preposición por ahí.
    De todas formas, la entrada es buenísima, felicidades.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Que maravillas de biblioteca, quien pudiera tenerlas al lado de casa. Gracias por acercárnoslas a los que nos pilla un tanto lejos. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Ay... ojalá se pudiera disfrutar de ellas con una visita guiada. Pero no, con eso sólo sufriríamos al irnos; lo único que puede conseguir saciarme a mí es vivir ahí. =) O, lo más aproximado, alojarme unos días yo sola con los libros (¿no han inventado eso?).
    Un beso!

    ResponderEliminar

No está permitido en este blog dejar enlaces en los comentarios. Tu nick es un enlace directo a tu perfil, donde si queremos, podemos visitar tu blog.

Somos librófagos, pero si haces spam también te comeremos.

En caso de no cumplir con esta norma, tu comentario será dirigido directamente a la carpeta SPAM.

¿Colaboramos?
Estudio
Galería
Mery's Notebook © Todos los derechos reservados