Cómo elijo mis próximas lecturas

17/10/14



No es que haga ningún ritual cada luna llena del mes a las 12 de la noche y sacrifique un carnero dentro de un círculo mágico (aunque a veces es posible que fuese lo más rápido y fácil), no, tampoco penséis que me dejo llevar por ese tipo de cosas del book jar, sí, eso de meter papelitos con los títulos de libros que tienes pendientes por leer y sacar uno. No, yo soy más selectiva y me guío por todo lo que me rodea y aunque parezca de broma, me gusta elegir mis lecturas según el tiempo que hace, la fecha, mi estado de ánimo... Vamos, como un animal que detecta una catástrofe natural muy próxima.

Yo, delante de la estantería eligiendo mi próxima víctima es todo un show, pero lo es más aún cuando en casa no tengo el libro que me apetece leer.

Pero bueno, pongámonos en el hipotético caso de que en mi estantería está todo aquel libro que podría querer leer y os explico cómo las elijo.

CLIMA 

Dependerá de este factor principalmente el tipo de libro que me apetecerá leer. Si hace sol y calor, me decanto por libros muy ligeritos, que no tengan demasiado sentimentalismo. Algo divertido y ameno. Lo que suelo denominar como una lectura ligera.
Si hace frío, llueve, nieva y sobre todo, si hay manta y/o una chimenea de por medio, prefiero que sean novelas más profundas, incluso libros con más paginas. Me gusta leer sobre todo novelas ambientadas en un lugar con las condiciones climáticas similares a las que me rodean y me gusta sobre todo, los lugares que en mi imaginación son pequeños, llenos de vegetación y casas de piedra y muy misteriosos.

ESTACIÓN

Va con el clima; dependerá de él que escoja un libro u otro. En invierno lecturas más densas, mientras que en verano, elijo libros más ligeros, más fáciles de leer y menos complicados.

MOMENTO DEL DÍA

Prefiero leer de noche historias de miedo o libros de fantasía, seres sobrenaturales y/o épica, mientras que por el día prefiero todo lo contrario. Y no me preguntéis la razón porque no la sé ni yo. 

ANTERIORES LECTURAS

Lo que haya leído antes también influye a la hora de elegir la siguiente. Me encanta la novela de misterio, pero cuando llevo tres o cuatro novelas del mismo género o subgénero, prefiero cambiar a otro, normalmente algo que no ponga tan en funcionamiento mi cerebro, como libros del tipo Las tres caras de la luna o Las ventajas de ser un marginado.

TIEMPO

Si tuviese todo el del mundo, no tendría tanto problema. Ahora tengo muy poco tiempo para leer, y el que tengo, se lo dedico a los libros de la universidad por lo que elegir lectura de aquí en adelante va a ser un poco difícil. Sin embargo, depende mucho del tiempo que tenga para leer que escoja un libro u otro. Si empiezo un libro bastante largo, lo más probable es que me canse de tardar tantísimo tiempo en leerlo y pase a otro, por lo que prefiero leer libros más cortitos, unas 200 páginas o así.

ESTADO ANÍMICO

Creo que la mayoría coincidiréis conmigo en que el estado de ánimo influye mucho a la hora de leer: hay momentos en los que no apetece y momentos en los que te beberías una librería entera. Yo, que soy masoquista, me gusta leer libros tristes cuando me encuentro baja de ánimos, y cuando estoy alegre, me da lo mismo ocho que ochenta.

Y creo que ya está. Puede parecer que tengo un serio problema, y en realidad lo tengo. Por cosas como esa no puedo dejarme llevar por cosas como el Book Jar, o no puedo apuntarme a lecturas conjuntas, porque para mí es importante lo que leo, cuándo lo leo, cómo lo leo y dónde lo leo.

10 comentarios:

  1. Yo no suelo elegir lecturas fijándome en tantas cosas, aunque es verdad que en verano me apetecen lecturas ligeras, de complicarme la cabeza y en general prefiero simplemente leer por la tarde/noche y con una taza del té jejeje

    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que soy muy selectiva, no sé, siempre lo he sido y he leído cada libro en el momento que creí más propicio para él, intentando buscar que todos los astros se alineen y me guste :D

      ¡Besos!

      Eliminar
  2. jaja Pues parece una tontería pero igual así consigues disfrutar más de las lecturas. Cada vez más pienso que una misma novela leída en un momento distinto puede pasar de gustarnos una barbaridad o no convencernos del todo. Creo que influye muchísimo el momento. Incluso según el estado de ánimo pueden llegarte más determinadas escenas, hacerte o no llorar o reír... Por eso tengo miedo de releer determinados libros que en su momento me encantaron.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hago con esa intención, e incluso así, no siempre consigo que me guste. A mí también me da un poco de miedo eso de releer por lo mismo que a ti, es posible que no me guste tanto o incluso que no me guste nada.

      ¡Besos!

      Eliminar
  3. Curiosamente uno de los libros que más han puesto en funcionamiento mi cerebro ha sido "Las tres caras de la luna" (creo que es un libro que te hace reflexionar mucho). Personalmente me da igual el clima, la estación y el momento del día. Lo que si es crucial para mi son las lecturas anteriores y el estado anímico… El tiempo… bueno, me leí los dos últimos de la saga Canción de Hielo y Fuego en época de exámenes xDDDD, si estoy disfrutando el libro me da igual que tenga 1000 páginas y me cueste la vida acabarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no es lo mismo que tu cerebro funcione con un mensaje que quiere transmitir, a que funcione intentando averiguar quién ha sido el asesino, que se te llene la cabeza de pistas indescifrables que tu mente lucha por descifrar y que no lo consiga hasta casi el final del libro. A ese funcionamiento de cerebro es al que me refiero, como por ejemplo con el libro Sé lo que estás pensando.

      Canción de hielo y fuego lo empecé a leer en una época en la que estaba liadísima y lo abandoné porque me aburría que no poder terminarlo. Soy impaciente, no puedo con esas cosas.

      Eliminar
  4. Yo soy totalmente caótica. Lo que sí coincido contigo es en el estado anímico: evito leer libros muy deprimentes o con enfermedades cuando estoy baja de ánimo.

    El clima también influye. No podría ponerme con Tolkien en pleno agosto. Me moriría!

    ResponderEliminar
  5. Yo si es más a !mama dime un número al azar!
    un beso

    ResponderEliminar
  6. Bueno yo no me fijo en clima ni estación ni estado de ánimo XDDDD
    Soy mas de leer lo que me apetece en el momento D

    ResponderEliminar
  7. Creo que a la hora de escoger mi próxima lectura soy muy similar a ti. El clima me influye muchísimo y por esa razón en invierno siempre acabo leyendo novelas victorianas, crean un ambiente perfecto para los días de lluvia o nieve. El estado de ánimo es esencial claro, a veces me fuerzo a leer una novela pero si mi cuerpo dice que no, no hay nada qué hacer! :)

    ResponderEliminar

No está permitido en este blog dejar enlaces en los comentarios. Tu nick es un enlace directo a tu perfil, donde si queremos, podemos visitar tu blog.

Somos librófagos, pero si haces spam también te comeremos.

En caso de no cumplir con esta norma, tu comentario será dirigido directamente a la carpeta SPAM.

¿Colaboramos?
Estudio
Galería
Mery's Notebook © Todos los derechos reservados